¿Quién soy? ¿Qué puedo ofrecer?

Mi nombre es Ana Trabadelo y aunque toda mi vida profesional ha estado vinculada con la televisión, nunca me he expuesto realmente, ni siquiera a mis amigos más cercanos les mostré ni de lejos la persona que era, o más bien la que sentía que era, porque hoy por hoy tengo la suerte de saber que no somos nada más que lo que creemos que somos y esto afortunandamente es también lo que nos permite cambiar.

 

Durante más de 20 años la diabetes estuvo dirigiendo mi vida y mi percepción sobre ella. Quizás por el bullying que sufrí, quizás por las creencias limitantes que fui adoptando en el camino, terminé desarrollando un trastorno alimentario y lo que es peor, me hicieron desarrollar un trastorno de personalidad que me impedía saber lo que yo pensaba realmente, ya que reaccionaba desde la opinión de los demás, desde la necesidad obsesiva de agradar.

 

Sé que suena retorcido, pero muchas personas funcionan así, intentando agradar al resto para sentir que el vacío que tienen en su interior no existe. Yo intenté tapar este vacío con ropa, con muchísimo trabajo, con exposición, con dinero, con comida, pero nunca lo conseguía porque como siempre digo, un círculo no se tapa con un triángulo.

 

Este concepto tan básico es la mayor verdad que he aprendido en mi vida. Cuando el vacío viene de dentro solo lo puedes llenar tú. Ninguna cosa material, ni siquiera otra persona, puede llenar el vacío que tú misma te creas. Por eso y gracias a los miles de tropezones que tanto daño me hicieron a lo largo y ancho de mi vida, acabe teniendo unos serios problemas de salud que me llevaron a tener que mirarme si o si y a aprender a conocerme. Esa fue la única manera de salvar mi vida y lo que es más importante, de ser feliz, porque al final uno no quiere sobrevivir sino vivir, que son cosas totalmente diferentes.

 

Con el tiempo, con mucho autoconocimiento y mucha lectura, llegue a descubrir con el paso de los años que mi verdadera vocación no era la dietética, aunque me encanta, pero aquí no hablo de aprendizajes, hablo de vocación, de talento, de inspiración... Mi verdadera vocación era y es el coaching, es decir, enseñar a otras personas todas las herramientas gracias a las cuales yo aprendí a disfrutar de la vida, a apreciarme, a dejar de compararme y a conseguir todo lo que me propongo gracias al amor propio y no al látigo castigador que hasta ahora había utilizado.

Redes sociales...

Puedes seguir mi instagram a través de @coaching_reinicio  y @la_trabadelo

Servicios

Online

Whatsapp

Presencial

Vídeos

Charlas

Mentorías

 


Llamar

E-mail